Estoy en la segunda fase de rediseño de un cambio de marchas para bicicletas. Os agradezco a los que habéis visto dibujos y los que me habéis escuchado con encomiable paciencia, por vuestro apoyo e ideas. Agradezco las palmadas y que os aguantéis las risitas.

Para los que aún no sabéis de qué va esto, estoy tratando de hacer un cambio de marchas para bicicleta, pero de los que van en el eje de la rueda, no del clásico que consiste en cambiar platos y piñones. Como no puedo poner dibujos de mi proyecto, que está muy tierno y no es cosa de exponerlo al plagio, os pongo imágenes de otros que existen. Aquí el fascinante cambio Speedhub Rohloff de 14 velocidades, que siempre menciono.

Mi primer proyecto se fue a la porra por un problema en el método de diseño. Empecé por lo que en un cambio se llama portasatélites, y al llegar al eje principal no me cabían los mecanismos de cambio. Aprendí mucho.

El rediseño en el que estoy ahora viene de estudiar a fondo el espacio disponible, y empezar diseñando las piezas centrales: hacia afuera siempre hay sitio.

He cambiado el espíritu del mecanismo. En el primero una serie de engranajes cambiaban progresivamente mientras una serie multiplicadora los duplicaba. El resultado era ocho marchas, y estaba estudiando que pudieran ser nueve o dieciséis. No descarto esta solución, aunque implicaría comenzar desde el principio. De todas formas ocupa mucho ancho en el buje. 

 

 

Por otro lado estuve pensando en un mecanismo con una rueda intermedia -parásita, pero- activa que aumentara suavemente la relación de marchas. La versión 0.2. Tras varios cálculos en Excel, algo frustrantes, me dí cuenta de que la relación de trasmisión sólo era como mucho de tres veces, y haciendo además un buje gigante. La máquina no está mal, en un ancho moderado daba 12 marchas, y el engranaje de salida está muy centrado, lo cual evita problemas mecánicos; para una bici normal sería un buen cambio, pero para la mía es poco. Tampoco la descarto del todo.
 

 

Como la idea no es mala, ahora estoy probando añadir otro tren que me multiplique la entrada, más o menos x1 y x2. Reduciendo el mecanismo anterior de 4×3 a 3×3 marchas, para que quepa, me salen 2x3x3= 18 marchas. Ésta es la versión 0.3. Estoy contento, con cada fallo voy aprendiendo.  Y Excel, un huevo.

De las marchas posibles resultantes cuatro estarían por debajo de 1/1, otra sería la directa (una pedalada= una vuelta), y el resto subirían progresivamente hasta unas seis vueltas por pedalada. Espero que esté bien para una bici de ciudad. Quizá pueda limitar la multiplicación por debajo, para que haya sólo dos marchas.  Entonces el cambio sería  de sólo 16 marchas, lo suficiente.

Otro día os cuento la bicicleta, pero es un proyecto mucho mas sencillo y la veréis antes de septiembre. Os adelanto que tiene dos ruedas.

Iggy.

Anuncios

Cada época tiene su estilo, y sobre ese estilo discurren las modas. Esta bici es exactamente el estilo de nuestra época.

Es una típica bicicleta de pista, arrancan despacio y a base de la fuerza del ciclista, pero la falta de cambios de marchas mejora sus prestaciones (aerodinámica, resistencia mecánica y peso). El acabado negro mate reivindica el material casi mejor que dejándolo brillante al aire: el titanio. Y los colores contrastantes (un blanco crema indefinible neutro, un negro brillante para situar la marca, y tres bandas de colores) muy arriesgados y muy acertados.

Los tubos son cilíndricos, y además de las formas acostumbradas para todas las partes técnicas, resaltan las superficies curvas con aristas poco marcadas del manillar. Tras años persiguiendo inútilmente un aspecto aerodinámico más estético que eficaz, permanecen ideas como las llantas anchas y los radios escasos.

Baum Corretto Pista

Baum Corretto Pista

Baum Corretto Pista

Baum Corretto Pista

Acabo con una reflexión.

Es difícil salirse de la visión actual así que, queramos o no, creamos dentro de un estilo, con una serie de opciones aparentemente amplias pero mucho más restringidas. Nuestras decisiones de diseño tienden hacia la visión hegemónica, normalmente por rechazo de opciones que no aparentan ser correctas si las medimos por lo actual. De qué modos nos salimos de la corriente para crear, y dar con una forma útil, válida y que no esté simplemente gastada. Unos cuantos buenos hábitos:

—Tratar de conocer nuestros prejuicios, y cambiar de punto de vista por sistema.

Ser sistemáticos, revisar todas las ideas aunque a priori.

—Conocer la historia de las formas. Situarnos fuera de nuestra época para entenderla. Estudiar la dirección de arte en cine es un buen método, tratar de ver qué era lo normal entonces, y por qué no lo es ahora. Los museos antropológicos, las colecciones de objetos cotidianos, el Rastro.

Conocer la técnica, estar más que a la última. Las revistas de diseño te cuentan lo que pasa y lo que se piensa, las revistas técnicas o científicas ya están situadas en lo que va a pasar.

—Mirar en wikipedia, por ejemplo, qué es lo normal. Si buscáis en google por ejemplo “bicicleta”, o “partes  de la bicicleta” -búsquedas genéricas- veréis que la bici normal -el arquetipo- es la de montaña: ruedas gruesas, barras  robustas, sin guardabarros… ¿Por qué un modelo tan especializado se ha convertido en la bici normal? ¿Qué pasó con las de paseo o carretera?

—Amar lo viejo, pesado, sólido, duradero, enriquecido por el tiempo, envejecido, con esa pátina que da el uso a los objetos de materiales nobles. Amar lo ligero, lo efímero, lo que apenas nace está caduco, lo que está caduco antes de nacer, carne de papelera, el hilillo de plástico sobrante del abrefácil del paquete desechable.

—No copiar nunca el estilo Apple.

Y luego hay trucos personales, como la historia de lo feo, las viejas pesadas y grandes maquinotas, las tecnologías despreciadas como los zepelines, los animales que nadie protege (las gambas microscópicas o las mandíbulas de los ácaros), el diseño vernáculo y popular. Ya pondré algo sobre los precarios diseños de la autarquía -miseria- española.

Visto en el blog cyclingtips.com     La bicis Baum hechas a mano, aquí.

Iggy.

La página de Sheldon Brown sigue sorprendiéndome. Tras la desaparición del carismático ciclista y divulgador unos cuantos amigos suyos siguen actualizando y ampliando la que es una de las mejores referencias en Internet. Buscando información para mi pequeño proyecto de algo-como-una-bicicleta doy siempre sin remedio con el sitio de Brown. Hace poco buscaba cambios internos (gear hubs), y caí en el artículo que comento aquí.

Inside the Sachs Elan Hub va sobre el desaparecido cambio interno Elan de Sachs, de 12 marchas. Parece que estuvo a la venta durante pocos años, y fue retirado del mercado porque tenía muchos fallos mecánicos.  En su lugar apareció el apabullante Rohloff Speedhub 500/14 de catorce velocidades.

Sachs Elan /Spectro E12

Sachs Elan en su versión de SRAM, Spectro E12

Me interesa el mecanismo del aparatito porque a pesar de la complicación final es una suma de ideas muy sencillas que simplifican el control. Meter muchas ruedas en un buje de bicicleta se puede hacer, controlar sus movimientos, sus sucesivos acoplamientos y desacoplamientos es lo difícil. Cambios como estos que estoy mencionando son más complejos que los de muchos coches, salvo los muy hidráulicos o los muy viscoacopladores.

Elan, sección esquemática

En esta imagen vemos un corte esquemático. La parte de abajo es el eje central, fijo, y debemos imaginar que más abajo se repite este dibujo de manera simétrica.

Las ruedas dentadas inferiores de color gris y verde (d, e, y g, h e i) giran o se bloquean sobre el eje; al bloquearlas controlamos las velocidades en parte. Están en el centro, y los grupos de ruedas f y amarillas y lilas ruedan alrededor de ellas , sujetas al portaplanetas dibujado en negro, que es lo que gira impulsado por la cadena y los pedales. Vemos una serie de misteriosas cajas moradas que como el eje no giran, sino que proporcionan más control.  Más afuera una rueda doble naranja claro, una corona con dientes hacia adentro y hacia afuera, trasmite el movimiento hacia una rueda naranja b, y de esta a una última corona azul cian que lleva el movimiento a la carcasa, en azul; en la carcasa van los radios.

No sé si se entenderá bien, pero las ruedas grises y lilas hacen girar la corona k,  rosa, que a través de unos anillos (también en rosa) modifican el movimiento de la rueda b y por tanto el de la corona c.

A primera vista todos nos damos cuenta de que muchos fallos vienen de la complicada transmisión desde la corona k a la rueda naranja b. La multiplicación de tres posibles velocidades de una parte por las cuatro de otra da las doce velocidades finales. El principio es sencillo y elegante, la resolución no fue todo lo buena que debía.

Aquí pongo una foto del portasatélites principal con las ruedas satélites. Arriba está la triple rueda j de la derecha del dibujo, un poco más abajo se ve -en parte- la doble rueda f, junto a esta la corona a, y debajo parte de los mecanismos  de la izquierda del dibujo. Cuando se entiende esta foto está mucho más claro el funcionamiento… espero.

Portasatélites

Portasatélites: el lado derecho del dibujo está arriba.

El resultado son dos marchas que hacen girar la rueda más despacio y con más potencia, una marcha que gira a la misma velocidad y potencia que la que recibe, y nueve marchas suavemente acompasadas por encima, más rápidas.

Ratios del Cambio Interno Sachs Elan

Marcha Ratio publicada Ratio calculada Fracción Incremento de ratio
1 0.697 0.698 203/291  0
2 0.851 0.852 10987/12901 1.221
3 1.000 1.000 1 1.174
4 1.179 1.179 1512035/1282728 1.179
5 1.333 1.333 3989143/2993032 1.131
6 1.481 1.481 6529/4408 1.111
7 1.612 1.614 258808/160341 1.090
8 1.766 1.768 661518/374129 1.095
9 1.915 1.917 1056/551 1.084
10 2.061 2.061 5287177/2565456 1.075
11 2.217 2.215 13258869/5986064 1.075
12 2.364 2.363 20835/8816 1.067

En una próxima entrada os contaré cómo va lo mío. He abandonado la primera versión, y ahora trabajo en una segunda que no tenga desde el principio los defectos que llevaron en la otra a un callejón sin salida en el diseño.

En  el sitio de Sheldon Brown:

http://sheldonbrown.com/elan.html

http://sheldonbrown.com/elan-ratios.html

En la Wikipedia en inglés:

http://en.wikipedia.org/wiki/Sachs_Elan

Y el monstruo, el Speedhub de Rohloff: os dirijo a un video

http://www.rohloff.de/en/technology/speedhub/striptease/index.html

Buscando otras cosas encuentro una página del Centro Europeo de Empresas e Innovación del Principado de Asturias dedicada a la promoción de ideas empresariales: Guía para la creación de empresas. http://www.guia.ceei.es/index.asp. Normalmente esta clase de sitios están vacíos de contenidos y son feos. A veces son monos y ya. Éste, sin ser muy brillante de formas, parece lleno de buenos consejos para formar una empresa, y mucha más ayuda de la habitual.

Entré por una página que me gustó, Plan Económico-Financiero. Es muy completa, no tiene las carencias que suelen tener este tipo de ayudas, por ejemplo planes de viabilidad ¡sin amortizaciones!

Como todas estos sitios carece de definición a la hora de ofrecer ayuda, ayudas económica en concreto. Si quiero saber de dónde obtener financiación, no ayudan. Eso sí, tiene un interesante buscador de ayudas públicas. Algo es algo. Todos los demás servicios valen sólo para Asturias. En Madrid lo que hay es un poco penoso, más bien chiringuitos para enchufar afines.

 

 

Conceptos de diseño, Color & Trim.

O sea, las armonías de color y las texturas de un objeto recubierto o decorado, como un coche. Naturalmente, aunque a veces lo parezca, no se va a capón, los acabados de un producto complejo como un automóvil se trabajan desde el concepto, intentando que el aspecto y las sensaciones que produzca formen parte de una “experiencia” que se quiere que el producto evoque al consumidor. Se busca que el consumo coloque al sujeto en un grupo de pertenencia, real o figurado. Por supuesto con limitaciones, no se puede evocar de más porque cuando un producto parece falso es rechazado.

Giugiaro UP on the beach car concept

Color et Trim en un diseño de Giugiaro para VolksWagen

He estado un rato de esta mañana mirando una colección de videos y buscando otras referencias sobre cómo se trabaja esto en la industria del automóvil. Muy interesante. Desde el punto de vista del trabajo del diseño es un enfoque rico y tremendamente excitante, el diseño no se limita a la forma en el sentido escultórico del “bulto redondo”. Por otra parte este procedimiento existe también en el arte o en otras ramas del diseño, como el textil o la dirección de arte cinematográfica. El artista Fernando Zóbel pasó la vida contemplando el río Júcar y abstrayendo sus elementos en su obra.

Un enlace con una definición simple:

http://mukom.mondragon.edu/dbz/2011/03/24/workshop-%E2%80%9Ccolor-trim%E2%80%9D-para-concurso-maier-s-coop/

Otra definición, pero en la Wikipedia en inglés:

http://en.wikipedia.org/wiki/Automotive_design#Color_and_trim_design

Y algunos videos.

http://www.metacafe.com/watch/1563312/week_5_gm_design_internship_color_and_trim/

http://www.youtube.com/watch?v=E2Ew3K9KzR8

http://www.gmeurope.tv/index.php?channel=mostrecent&mo=1001_BelindaMueller_en

http://www.youtube.com/watch?v=c30bXtKbI2U&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=JH7s3FD1oO4&feature=related

 

Iggy.

Una IDEA

La idea es montar un taller de Diseño Industrial formado por unos cuantos diseñadores, de modo que pueda poner en marcha proyectos de envergadura aprovechando las ventajas del trabajo en equipo, de multiplicar las ilusiones y los retos (eso que los pijos llamarán sinergias). El mínimo ideal sería unos tres diseñadores industriales, un ingeniero y un gestor/responsable  de ventas. El máximo no tiene límites.

A mi me gustaría trabajar en el campo de la automoción de baja tecnología (de bicicletas a ciclomotores), las ayudas técnicas (ayudas para minusválidos) especialmente en el desplazamiento autónomo, y el rediseño del transporte colectivo y de mercancías. Me gusta el diseño de juguetes ingeniosos.

El perfil de la empresa sería alto: desarrollo de productos, puesta en línea de producción, con prediseño del marketing y diseño de embalaje y publicidad. Se diseñaría por encargo y por autoencargo para licenciar o para producción propia.

La forma que yo prefiero para la empresa es la de cooperativa, según un modelo cercano a las cooperativas de Mondragón. La organización interna sería por proyectos, dirigidos por cada uno de los responsables creativos con asistencia de los demás.

La ambición del proyecto es crecer con el tiempo, formando una empresa con peso en el sector, que marque tendencia y sirva de referencia.

Perfil de los socios

Me gustaría contar con gente con experiencia pero no necesariamente introducido en el medio, el ideal serían personas que amen el diseño y que estén trabajando en otro sector, o no estén haciendo exactamente el trabajo que les gusta en las condiciones que querrían. Busco a los que creen que no tienen lo que se merecen, que creen que están desperdiciados y que se merecen muchísimo más.

Gente con ganas de trabajar duro y que crea en el trabajo en equipo. De hecho, me gustaría trabajar con gente que no quiera ser explotado pero tampoco explotar a nadie.

El perfil de formación aproximado sería, para los diseñadores, licenciado en Bellas Artes por la rama diseño, y con conocimientos complementarios serios que pudiera aportar a la empresa.

El perfil para los ingenieros sería el de una ingeniería industrial, sin despreciar perfiles semejantes que sirvieran para hacer los caprichosos proyectos de los diseñadores auténticos productos.

El perfil de los gestores sería el de un todoterreno, responsable de la gestión interna de proyectos, de la gestión económica y de las ventas y los tratos con el mundo industrial y comercial.

Si te gusta la idea escríbeme a agentesbelicos@gmail.com

Iggy.

El Ayuntamiento de Madrid tiene unas estupendas Agencias de Empleo en las que entre otras cosas hay bolsas de trabajo y asesoramiento para promoción de empresas. Aunque fui a horas intempestivas me atendieron bien.

En principio tengo muy buena impresión, veremos en qué me pueden ayudar. Al menos espero una buena guía de how to make your own (legal) bussines.

Tengo que decir que a este servicio me mandó la Unión de Cooperativas Madrileñas de Trabajo Asociado, que carece de una web u otro servicio dedicado a la promoción de empresas cooperativas, como carecen de ella los sindicatos. No se lo reprocho, pero no estaría mal que, con un gasto mínimo, alguien pusiera en marcha una iniciativa así.

Iggy.

Por cierto, buscando el enlace con la UCMTA he visto su oferta de cursos y me he preinscrito en Administración, gestión y comercialización de empresas de economía social y Gestión estratégica de proyectos.