Una IDEA

La idea es montar un taller de Diseño Industrial formado por unos cuantos diseñadores, de modo que pueda poner en marcha proyectos de envergadura aprovechando las ventajas del trabajo en equipo, de multiplicar las ilusiones y los retos (eso que los pijos llamarán sinergias). El mínimo ideal sería unos tres diseñadores industriales, un ingeniero y un gestor/responsable  de ventas. El máximo no tiene límites.

A mi me gustaría trabajar en el campo de la automoción de baja tecnología (de bicicletas a ciclomotores), las ayudas técnicas (ayudas para minusválidos) especialmente en el desplazamiento autónomo, y el rediseño del transporte colectivo y de mercancías. Me gusta el diseño de juguetes ingeniosos.

El perfil de la empresa sería alto: desarrollo de productos, puesta en línea de producción, con prediseño del marketing y diseño de embalaje y publicidad. Se diseñaría por encargo y por autoencargo para licenciar o para producción propia.

La forma que yo prefiero para la empresa es la de cooperativa, según un modelo cercano a las cooperativas de Mondragón. La organización interna sería por proyectos, dirigidos por cada uno de los responsables creativos con asistencia de los demás.

La ambición del proyecto es crecer con el tiempo, formando una empresa con peso en el sector, que marque tendencia y sirva de referencia.

Perfil de los socios

Me gustaría contar con gente con experiencia pero no necesariamente introducido en el medio, el ideal serían personas que amen el diseño y que estén trabajando en otro sector, o no estén haciendo exactamente el trabajo que les gusta en las condiciones que querrían. Busco a los que creen que no tienen lo que se merecen, que creen que están desperdiciados y que se merecen muchísimo más.

Gente con ganas de trabajar duro y que crea en el trabajo en equipo. De hecho, me gustaría trabajar con gente que no quiera ser explotado pero tampoco explotar a nadie.

El perfil de formación aproximado sería, para los diseñadores, licenciado en Bellas Artes por la rama diseño, y con conocimientos complementarios serios que pudiera aportar a la empresa.

El perfil para los ingenieros sería el de una ingeniería industrial, sin despreciar perfiles semejantes que sirvieran para hacer los caprichosos proyectos de los diseñadores auténticos productos.

El perfil de los gestores sería el de un todoterreno, responsable de la gestión interna de proyectos, de la gestión económica y de las ventas y los tratos con el mundo industrial y comercial.

Si te gusta la idea escríbeme a agentesbelicos@gmail.com

Iggy.

Anuncios